?

Log in

¡¡¡¡¡CAMPEONES!!!!!

YESSSS!

 
http://es.fifa.com/mm/photo/tournament/competition/01/27/28/28/1272828_full-lnd.jpg

Tags:

A/R Drabble

Título:  Reencuentro
Autor: mairim2492 
Pareja: Adama/Roslin
Spoilers:  después de Amanecer II
Contenidos:  creo que en inglés correspondería con el género Fluff, en español no se como se dice :D
Notas: es un drabble muy corto, tenía esta idea después de ver el final, hecho mucho de menos ver la serie y como una se pone nostálgica.... me alegro mucho de haber encontrado este estupendo fandom :)
Palabras:
muy cortito 280, sorry





 

reencuentro Collapse )

HAPY BIRTHDAY MARY!!!!!

I hope you have a wonderful day, my best wishes to you ^^


Bill Adama

Laura Roslin

Dejo por aquí un dibujo que hice el otro día de Laura, es el primero que hago y no está muy bien pero bueno.
 

I made this the other day, this is my first drawing so it isn't very good but...

¡¡¡Buen viaje!!!

Espero que os lo paséis tod@s genial este finde y que disfrutéis lo máximo posible, que mejor compañía no podréis pedir eh?
Qué látima que yo no pueda ir :__( pero bueno, por lo menos vosotr@as si.
Lo dicho, pasároslo lo mejor posible (que sé que lo haréis) que cuando volvais quiero que contéis todo con pelos y señales ;)


Nuevo fanfic!!

Hola :) he escrito un fic cuya idea me llevaba rondando la cabeza bastante tiempo, pero he estado un poco líada con exámenes y demás cosas y no he tenido mucho tiempo; no obstante espero que lo disfrutéis y que perdonéis cualquier tipo de error. El rating de este fic es MA, no esperéis gran cosa, puesto que es el primero, aún así, espero que os guste :)

El cumpleaños de Laura

Laura se despertó y enseguida notó la falta de esa presencia cálida y confortante a su lado que era Bill Adama, sin embargo hubo un factor que la desconcertó aún más, una nota en la almohada donde, supuestamente debería de haber estado su cabeza, la abrió impacientemente, esta decía.

Mí querida Laura:

Un pajarito me ha dicho que hoy es tu cumpleaños así que ¡muchas felicidades mi amor! Lamento profundamente no haber estado ahí para despertarte como es debido, pero surgió una urgencia en el CIC. No obstante espero recompensarte pronto y con creces, por el momento, espero que disfrutes de la pequeña sorpresa que te he dejado en el comedor.

Te quiero.

Bill

Laura no podía dejar de sonreír de felicidad este Bill, tan caballero como siempre ¿pero cómo narices se había enterado de su cumpleaños? Ella no recordaba habérselo dicho. Corrió al comedor y se quedó muda se sorpresa al ver un magnífico desayuno en la mesa del comedor, con un paquete al lado. Corrió para abrir el paquete, en su interior se encontraba un libro, uno de Edward Prima que concretamente no había leído. Si Bill lo había elegido, debe estar muy bien, pensó. Le encantaba que Bill y ella se compenetraran tan bien en cuestiones de libros, comenzó a ojearlo mientras saboreaba el magnífico desayuno. Cuando iba siendo hora de ir al Colonial, comenzó a arreglarse apresuradamente preguntándose que había querido decir Bill con eso de “sorprenderla”

•••

Era ya mediodía y Laura se encontraba en su oficina del Colonial, leyendo y revisando informes cuando escuchó una voz familiar:

-¿Cómo está hoy la chica del cumpleaños?

Levantó los ojos rápidamente, encontrándose a un Bill Adama apoyado contra el marco de la puerta y sonriéndola abiertamente. Éste cerró la cortina y al instante recorrió el espacio entre ellos, levantándola de su asiento y abrazándola fuertemente. Laura sólo pudo intentar controlar sus risas tontas cuando el comenzó a hacerla girar, mientras le devolvía el abrazo con entusiasmo. Una vez se hubo parado, ella levantó la mirada hasta encontrar sus ojos, diciéndole:

-Gracias por los magníficos regalos de esta mañana Bill.

Éste sonrió ampliamente al oír aquello e inclinándose le dijo:

-Me alegra que te hayan gustado-acto seguido recorría la poca distancia que les separaba y la besaba tiernamente sobre los labios, para continuar mimándola trazando una línea de besos por su mandíbula y bajando por su cuello. Laura, suspirando profundamente le dijo:

-Deberías parar, no sea que alguien entre y nos vea así.

Él alzó la vista rápidamente al tiempo que decía:

-tienes razón. Aparte, yo venía con un propósito en mente, quería darte tu segunda sorpresa.

Al oír esto, los ojos de Laura se abrieron de expectación y preguntó ansiosa:

-¿A si, y qué es?

-Para averiguarlo debes venir conmigo-le dijo y sin mediar palabra cogió de la mano a una estupefacta Laura, conduciéndola a la cubierta de hangar del Colonial donde un raptor les estaba esperando para llevarles a Galactica, una vez dentro del raptor Bill sacó un pañuelo y comenzó a vendar los ojos de Laura, ésta nerviosamente le preguntó:

-Bill, ¿Qué haces? ¿Para qué es esto?

Él le respondió:

-¿Confías en mí?

-Absolutamente- dijo ella.

Entonces Bill, dándole un pequeño beso en los labios le vendó los ojos, con cuidado de no pillar su hermoso pelo. Después esperaron hasta que el raptor llegó a Galactica. Una vez allí, Bill ayudó a Laura a descender por el ala y la guió por los interminables pasillos de la nave hasta que se detuvieron en…

-¿La cubierta de observación? preguntó Laura sorprendida una vez Bill la hubo quitado la venda.

Él sonrió y sin mediar palabra abrió la compuerta dejándola pasar.

Al entrar Laura se quedó muda de asombro y no pudo contener las lágrimas al contemplar la escena delante de ella. Justo al lado de la amplia ventana que dejaba tener una maravillosa visión del espacio estrellado Bill había colocado un mantel de picnic, si ahora se podía seguir llamando así. Sobre él se podía ver una suculenta comida, dos copas y una botella de ambrosía.Alrededor, a modo de asientos había colocado un gran número de cojines y rodeando toda aquella escena miles de velas le daban un toque verdaderamente íntimo.

Laura se encontraba contemplando esta imagen, llena de asombro y alegría cuando Bill se acercó a ella abrazándola por la espalda y apoyando su cabeza en su hombro mientras que la susurraba al oído.

-Feliz cumpleaños.

Laura se dio la vuelta para enfrentarlo, estaba tan emocionada, apenas podía articular palabra, así que lo abrazó con fuerza susurrando un débil gracias a su oído. Bill la sostuvo, acariciándola la espalda. Una vez que se hubo recuperado cogió su cara entre sus manos y la besó profundamente. Cuando se separaron Bill la tomó de la mano y la condujo hacia los cojines.Allí comieron conversando tranquilamente entre risas y caricias.

-Bill todo estaba realmente delicioso -dijo Laura, apurando el último sorbo de ambrosía.

Bill la besó lánguidamente en toda respuesta y acto seguido se levantó para limpiar los restos de comida, ella iba a ayudarlo cuando él la paró.

-Hoy es tu cumpleaños, así que quedas exenta de todo trabajo-dijo sonriente, ella cabeceó divertida y se sentó a contemplar las estrellas mientras él terminaba de de limpiar. No acababa de recoger del todo cuando se abrió la compuerta y para estupefacción de Laura comenzó a entrar multitud de gente: Lee, Kara, Tory, Cottle, Ishay, Tigh, Sam, los Aghatons….poco a poco la cubierta se fue llenado de gente que no paraba de felicitarla, Laura no podía salir de su asombro así que cuando Bill se acercó a hacia ella, esta le preguntó que pasaba, a lo que él le contestó:

-Bueno, cuando me enteré de que hoy era tu cumpleaños se lo dije a Lee y éste avisó a Kara que a su vez se lo dijo a Sam etc. En resumidas cuentas, cuando se enteraron todos quisieron felicitarte y celebrarlo contigo- le contestó mientras observaba como traían bebidas y ponían música, improvisando una pequeña fiesta en su honor.

El resto de la tarde transcurrió entre felicitaciones, bromas, chistes, bailes y demás diversiones. En el ambiente se respiraba tranquilidad y alegría y eso, teniendo en cuenta los tiempos que corrían, era casi un milagro. Conforme se fue haciendo de noche el grupo se fue reduciendo hasta que no quedaron más que Laura y Bill, que en este momento compartían un tranquilo baile al son de una armónica melodía.

-¿Cómo supiste que era mi cumpleaños? -Le preguntó Laura, ésta tenía la cabeza apoyada en su hombro mientras que sus delgados brazos le rodeaban su cuello, él por su parte, la sostenía por la cintura mientras de cuando en cuando, besaba la cima de su cabeza.

-Cottle-contestó sonriente- ¿está en tu ficha no? Espero que no te importe-le dijo mientras acariciaba su espalda.

-Para nada -le respondió- ha sido maravilloso, gracias- dijo al tiempo que besaba su cuello, haciéndole estremecer.

-Pues todavía no ha acabado Señora Presidenta- añadió en tono misterioso. Ante esto, Laura levantó la cabeza y le miró de forma inquisitiva, él sonriendo la beso tiernamente y asiéndola de la cintura la sacó de la cubierta de observación dirigiéndola hacia sus habitaciones. Allí le dijo que se sentara, le dio un pequeño beso en la mejilla y se dirigió hacia su cama, buscando en los cajones de debajo de ésta.

Ella esperó ansiosa hasta que vio a Bill aparecer de nuevo con una pequeña caja entre sus manos.

-¿Bill?- preguntó confusa. Él la cayó con un beso diciéndola:

-Déjame hablar- a continuación se sentó al de Laura, con una mano cogió la suya mientras que con la otra sostenía la caja, acto seguido la abrió y le mostró el contenido. En su interior había un colgante, la cadena estaba formada por finas líneas de plata entrecruzadas unas con otras y de estas caía una piedra en forma de corazón de un color verde intenso. Laura no pudo evitar soltar un suspiro de asombro, Bill le apretó la mano con dulzura y comenzó a hablar:

-En mi primer destino en una estrella de combate, paramos en Aquarian para abastecernos de provisiones, allí nos dieron unas cuantas horas de permiso y unos amigos y yo nos dirigimos a un pueblo cerca de la capital que estaba en fiestas, me llamó particularmente la atención un puesto en el que se vendían estos colgantes. La dueña del puesto, una mujer muy mayor me dijo que este colgante estaba destinado para una persona muy especial en mi vida y que sabría con certeza quién y cuando sería cuando llegase su hora, lo compré ilusionado pensando en dárselo a mi novia de entonces, pero algo dentro de mí me dijo que no era el momento, ni siquiera cuando quise dárselo a Carolann. Así que ha permanecido aquí durante más de cuarenta años. Sin embargo el otro día me acordé de él y supe que era el momento adecuado para dárselo a aquella persona tan especial. Un poco tarde, ya ves pero para mí la espera ha merecido la pena. Te quiero, Laura Roslin.

Laura, que había comenzado a llorar de la emoción, al oír estas últimas palabras no se contuvo más y lo abrazó profundamente al tiempo que susurraba un débil “yo también te quiero” a su oído.

Pasado un tiempo se separaron y Bill le puso el collar.

-Es precioso Bill, gracias. Por esto y por todo, ha sido un cumpleaños maravilloso- le dijo mientras contemplaba el hermoso collar que ahora reposaba en su cuello.

-Te mereces esto y más- la respondió y acto seguido buscaba sus labios en un beso que cada vez se fue haciendo más profundo y apasionado, cuando se separaron para respirar, Bill se levantó del sofá y, cogiéndola en brazos la llevó hasta su litera. Permanecieron de pie, mirándose intensamente mientras se despojaban mutuamente de toda su ropa, dejando caricias y suaves toques a su paso. Una vez se desvistieron por completo, Bill la posó sobre la cama, se inclinó y la besó profundamente, Laura por su parte, alzó los brazos, enterrando sus dedos por su pelo al tiempo que lo tiraba más cerca de ella, cuando la falta de oxígeno se hizo más que evidente se separaron jadeando profundamente. Bill continuó su descenso besando lentamente su mandíbula, su cuello, su clavícula, bajando hasta sus pechos, adorándolos lentamente.

Laura no podía hacer más que emitir pequeños jadeos, en un momento dado, Bill acercó su boca hasta uno de sus pezones, chupándolo lentamente mientras que con su mano pellizcaba el otro, provocando un gemido de ella, al tiempo que se arqueaba hacia él. Pasado un tiempo continuó bajando hasta llegar hasta su sexo, donde empezó a acariciarla con sus dedos al tiempo que con su lengua lamía su clítoris. Laura no pudo soportar esta sensación mucho tiempo, viniendo con un sonoro gemido. Cuando se hubo recuperado Bill ya estaba a su altura sonriendo profundamente. Ella le devolvió la sonrisa y acercando su cara a la suya y lo besó profundamente al tiempo que lo hacia rodar a su espalda, sentándose a horcajadas sobre él. Una vez allí tomo su erección entre sus manos y lo condujo hacia ella, ambos no pudieron evitar un sonoro jadeo una vez sus cuerpos se unieron, era una sensación maravillosa, tanto física como emocionalmente, una conexión verdaderamente especial que a ninguno de ellos dejaba inmunes. Cuando su cuerpo se hubo adaptado a él, comenzó a moverse, primero con empujes lentos y cortos, siendo cada vez más rápidos a medida que las maravillosas sensaciones se incrementaban. En la habitación solo se escuchaban gemidos, jadeos y palabras de amor, hasta que Laura vino por segunda vez con un grito agudo, cayendo exhausta encima de él. Bill entonces tomó el mando, girando para ponerla debajo suyo mientras empujaba enérgicamente, haciendo que las sensaciones de ella se prolongaran. Unos pocos empujes más y Bill cayó al lado suyo, jadeando profundamente mientras enterraba la cabeza en su cuello. Permanecieron un tiempo así recuperándose, abrazados el uno al otro mientras recuperaban el aliento. Pasado un tiempo, Bill que estaba acariciando dulcemente su espalda le susurró al oído:

-Feliz cumpleaños.

Laura, que se estaba durmiendo por momentos sonrió tontamente, besando suavemente su pecho antes de quedarse dormida, acurrucada entre sus brazos.

Fic!!

Bueno estoy enganchada a esto de escribir, el problema es que últimamente no tengo mucho tiempo para hacerlo, pero el otro día escribí un pequeño fic más o menos aceptable y he decido publicarlo, menos de una piedra ;P

bueno, aquí esta, perdonad todo tipo de errores y espero que lo disfrutéis :)

Título: Dos años después
Autor: mairim2492
Personajes: adama/roslin
Contenidos: nada especial
Palabras: 603
Dos años después

Estaba amaneciendo, el sol salía perezosamente por las colinas que delimitaban el precioso valle y ahí, justo al lado del lago, la pequeña cabaña de madera recibía los primeros rayos de sol.

Contemplando esta hermoso paisaje se encontraba Laura Roslin, ex-presidenta de las doce colonias, ahora una ciudadana más de la Tierra, esa nueva Tierra que milagrosamente habían encontrado cuando parecía que todo estaba perdido. Había sido doblemente milagroso para ella cuando, justo al borde de la muerte, Cottle había descubierto entre los abundantes recursos del recién descubierto planeta una raíz que podía ser la cura de su ya más que avanzado cáncer. No fue rápido, lo fue ralentizando poco a poco pero finalmente pudo combatirlo por segunda vez.

Dos años habían pasado ya y ahora la flota estaba por fin instalada en su nuevo hogar.

En todo esto se encontraba meditando Laura mientras contemplaba el lago desde el pórtico de la cabaña que Bill había construido con tanta ilusión para ellos. Estaba tan absorta en sus pensamientos que no sintió la presencia de Bill, que acababa de salir al pórtico y se acercaba a ella sigilosamente, por eso dio un brinco cuando sintió que unas manos la rodeaban por la cintura.

-Me has asustado- exclamó al tiempo que Bill se reía y la estrechaba fuertemente entre sus brazos presionando su pecho contra su espalda.

-¿Después de tanto tiempo sigues sin saber que soy yo?-l e susurró al oído, Laura iba a protestar cuando él empezó a trazar una línea se besos por su cuello y lo único que pudo articular ella fue un suspiro de placer.

Permanecieron así, acurrucados el uno contra el otro mirando el hermoso paisaje, cuando después de un tiempo Laura habló:

-Es tan hermoso… a veces pienso que es un sueño de lo maravilloso que es.

Bill la hizo girar de modo que sus rostros se enfrentaran, la miró directamente a los ojos y acariciándole la mejilla le dijo:

-Es real Laura, en su tiempo fue un sueño, pero gracias a ti todo esto se ha hecho realidad.

Al oír estas palabras, Laura se ruborizó un poco pero aún así le contestó.

- Yo no he hecho nada.

A lo que Bill negando con la cabeza sonriente le dijo:

-Sabes perfectamente que no es así, tú fuiste la que me convenció para marcharnos de las colonias en vez de quedarnos a luchar en una batalla suicida, fuiste la que nos dio esperanzas a todos y fuiste la que te dejaste la piel para mantener al resto de la flota por muy difícil que fuera, así que no me lo niegues Laura.

Después de escuchar todo eso, ella sonrió abiertamente y poniéndose de puntillas lo besó tiernamente en los labios. Una vez se hubieron separado Bill la cogió de las manos y mirándola le dijo:

-Y yo agradezco cada día a los dioses que me hayan dejado compartir este hermoso mundo contigo- A lo que Laura con una media sonrisa le respondió:

-Pero si tú no crees en los dioses.

Bill, riendo le contestó:

-Creo haber visto suficientes cosas a lo largo de estos años como para empezar a pensar que tal vez estaba equivocado.

Laura se rió ante aquellas palabras y Bill asiéndola de la cintura la abrazó y la susurró al oído:

-Te quiero.

-Ya iba siendo hora- respondió ella feliz al tiempo que él acercaba su boca a la suya y la besaba profunadamente.


Mi primer Fic !!

Cuando me incorporé a la comunidad yokana_yanovick me pasó su lista de fics, que recomiendo a todo el mundo que los lean, si aún no lo han hecho, porque son absolutamente geniales.Así que me vino la inspiración y he escrito un fic relacionado con una obra maestra suya llamada
amnesia --->http://yokana-yanovick.livejournal.com/54188.html

así que aquí os la dejo,no es gran cosa pero quería compartirla, perdonad los errores y perdonad también que no lo haya hecho con un cut, mira que lo he intentado veces, pero no me ha salido v.v



                                                                             A la mañana siguiente

Bill se despertó por la mañana con una sensación extraña en el cuerpo, había estado soñando con que había pasado la noche con Laura, y no sabía por qué se sentía maravillosamente bien. Cual no fue su sorpresa al abrir los ojos y encontrarse abrazado a una Laura totalmente desnuda que dormía plácidamente entre sus brazos.

De repente recordó que afortunadamente había sido verdad, recordó como habían hecho el amor después que él, de una vez por todas rompiera su infranqueable barrera y le demostrara sus sentimientos a la mujer que tanto amaba y tanto había hecho sufrir debido a su estúpido sentido del deber.

Se quedó observándola tontamente mucho tiempo, con cara de embobado, bajó la vista por todo su cuerpo, contemplando lo hermosa que era mientras le acariciaba lentamente ese cabello rojizo que conseguía hechizarle, realmente estaba enamorado de ella.

Por su parte, Laura se despertó al sentir que alguien le acariciaba la espalda y el pelo, abrió los ojos y pudo ver a Bill que la miraba dulcemente al tiempo que acariciaba su mejilla izquierda. Recordó lo que había ocurrido hacía unas horas y se sintió realmente feliz.

-Buenos días- le susurro Bill dulcemente al oído.

-Buenos días-contestó al tiempo que se ponía cara a cara frente a él.

Se quedaron mirándose mucho tiempo sin hablar, disfrutando de la maravillosa sensación de estar juntos, siendo simplemente Bill y Laura, era tan maravilloso que ninguno quería que se terminara.

Finalmente Bill, que le había estado acariciando los labios con su pulgar, no pudo reprimir más su deseo, así que se acercó más a ella y la besó tiernamente en los labios, quería empezar la mañana impregnándose de su olor, su aroma, su esencia.

Estuvieron besándose durante un largo período se tiempo, lentamente, sin prisas. Querían llevarse lo máximo el uno del otro consigo, a ambos le esperaba un largo día y no sabían cuando podrían volver a estar juntos, lo mejor era aprovechar el tiempo. Cuando se quedaron sin aliento separaron sus labios despacio, apoyando sus frentes, mientras que se abrazaban fuertemente.

Pasados unos minutos, Laura se revolvió un poco entre los brazos de Bill, hasta que captó toda su atención y le dijo:

-tenemos que irnos Bill, tenemos coasa que hacer y además.., creó que Saul querrá recuperar su habitación- añadió con una sonrisa traviesa.

 Bill no pudo contener una risa

-bueeno no creó que a Saul le importe mucho y al resto les podemos decir que estamos malos-dijo al tiempo que besaba el hombro de Laura.

Ésta sonrió y le dijo-sabes que me encantaría, pero tanto tú como yo sabemos que no puede ser-

-por desgracia es cierto, pero antes de levantarnos necesito otro beso- dijo en tono burlón, y mientras Laura se estaba levantando, la cogió por la cintura y la atrajo hacia sí, hecho que provocó que perdiera el equilibrio y fuese a aterrizar sobre él riéndose tontamente.

-¿solamente uno? Contestó Laura en tono burlón al tiempo que se giraba para mirarle.

-Bueno-respondió Bill sonriendo-uno, dos, tres- y al tiempo que iba diciendo los números iba dándole besos rápidos sobre los labios, hasta que ambos no pudieron más y estallaron en risas.

-Ahora ya nos podemos ir- dijo él, intentando aparentar seriedad.

Así que acto seguido se levantaron de la cama, recogieron sus ropas esparcidas por el suelo y se vistieron sin parar de sonreírse con cierta tristeza; a ambos no les hubiera apetecido nada más en el mundo que quedarse todo el día en la cama, pero desgraciadamente, tenían obligaciones que cumplir, y ambos lo sabían muy bien.

Laura terminó de vestirse antes que Bill y se dirigió al cuarto de baño para arreglar un poco su alborotado cabello, cuando estaba terminando, apareció Bill por la puerta del cuarto de baño y se quedó mirándola ensimismado, no sabía por qué pero a Laura le encantaba que la mirase de esa forma.

Una vez hubieron terminado de arreglarse se dirigieron con pesar hacia la puerta, pero justo antes de que Laura abriese la escotilla, Bill la agarró por la cintura al tiempo que apretaba su pecho contra su espalda y le susurraba al oído:

-Te quiero.

Laura no pudo evitar romperse ante aquella declaración que, viniendo de Bill, era todavía más hermosa, sincera y dulce que ninguna que le hubiese dicho alguien jamás, por eso no pudo reprimir la tentación y girándose sobre sí misma le besó apasionadamente en los labios.

Definitivamente la espera había merecido la pena,

Hostile makeover en youtube

Aquí os dejo el link para poder ver Hostile Makeover en youtube,la última peli de Mary como ya sabréis
espero que os guste :)

http://www.youtube.com/watch?v=_6gyidMfbto&feature=related